sábado, junio 11, 2005

Permitir el matrimonio entre católicos.

Visitando el foro de IBLNEWS he encontrado esta joya, entre otros posts que vomitaban bilis y mala fe por los cuatro costados y escritos por una mezcla de trolls de la red y derechistas reprimidos. Paso a resaltaros alguno de los fragmentos más destacables ;)

El catolicismo no es una enfermedad. Los católicos, pese a que a muchos no les gusten o les parezcan extraños, son personas normales y deben poseer los mismos derechos que los demás, como si fueran, por ejemplo, informáticos u homosexuales.

Soy consciente de que muchos comportamientos y rasgos de carácter de las personas católicas, como su actitud casi enfermiza hacia el sexo, pueden parecernos extraños a los demás. Se que incluso, a veces, podrí­an esgrimirse argumentos de salubridad publica, como su peligroso y deliberado rechazo a los preservativos. Se también que muchas de sus costumbres, como la exhibición publica de imágenes de torturados, pueden incomodar a algunos.

(...)

Y con esta alusión a la familia paso a otro tema candente del que mi opinión, espero, no resulte demasiado radical: También estoy a favor de permitir que los católicos adopten hijos.

Algunos se escandalizaran ante una afirmación de este tipo. Es probable que alguno responda con exclamaciones del tipo de "¿Católicos adoptando hijos? ¡Esos niños podrí­an hacerse católicos!"

En fin, sólo espero que ninguna persona de dicha confesión religiosa se me eche al cuello o me maldiga a padecer eternamente los fuegos del averno :)

1 Comments:

At 10:54 p. m., Blogger Herumire said...

Eso me recuerda a lo que escribió Borges en la primera historia de sus Ficciones, era algo así como...

"Los espejos y la cópula son abominables, porque multiplican el número de los hombres"

Respeto a lo de dejar adoptar a los católicos, me parece un debate un tanto descafeinado y artificial, pero diré que todo el mundo debería poder hacer lo que le viniera en gana y si eso entra en contradicción con alguna creencia, no pasa nada, las creencias pueden ser falsas y/o contradictorias (no así los conocimientos).

 

Publicar un comentario

<< Home